La organización

 

En 1998 Emanuelle Ferrario vio la necesidad de fundar la Familia Mundial de Radio María. Actualmente también se transmite en toda Europa a través del satélite digital (Eutelsat Hotbird) y en todo el mundo a través de internet. Desde 2013 Radio María está en los 5 continentes.

 

Los costos de operación son cubiertos principalmente por las ofrendas de los oyentes y de vez en cuando por las subvenciones del gobierno, no percibe ingresos publicitarios. El dinero que recibe, además de financiar el aparato técnico, es utilizado por la Familia Mundial de Radio María para crear nuevos canales de Radio María en el mundo.

 

Radio María se basa en el trabajo de numerosos voluntarios que trabajan, como ayudantes de dirección y de la mesa de mezclas está a cargo de toda Italia como estudios móviles y la red de promoción. Al lado de la oficina central ubicada en Arcellasco d’Erba, Radio María tiene otros dos editores: Roma y Turín.

 

Son sólo una docena de personas trabajando a tiempo completo como empleados (producción de programas y oficinas). Los conductores de las transmisiones, también los voluntarios, son elegidos entre el clero (incluso obispos), monjas y laicos.

 

Todos los conductores de los programas han de ser católicos, creyentes y practicantes. De acuerdo con el Estatuto de la radio, en Radio María siempre ha de imperar el pensamiento católico, y por lo tanto todos los controladores están siempre para expresar el pensamiento de la Iglesia, en relación con el Magisterio (en particular, el Catecismo de la Iglesia Católica) y las Sagradas Escrituras.